Valoración de maquinaria e instalaciones

Crear un negocio suele requerir, en la mayoría de las ocasiones inversión, tanto en activos inmobiliarios como en activos mobiliarios. Las inversiones no inmobiliarias suelen estar formadas por maquinaria e instalaciones todos ellos bienes tangibles que, a efectos contables, tienen su catalogaciónn dentro del “inmovilizado material”

Debido a la movilidad de este tipo de activos, su metodología de valoración es distinta a la de la valoración de activos inmobiliarios.

A continuación una breve descripción de cada uno de estos grupos de activos mobiliarios:

  • Maquinaria: aparatos individuales o grupos de ellos que forman parte de una línea de producción y que son necesarios para desarrollar el proceso productivo o comercial de la actividad desarrolladora.
  • Instalaciones: conjunto de activos combinados, redes de suministro, comunicación y energía, materias y retirada de residuos. Es importante diferenciar estas instalaciones de las habituales de cualquier edificación requeridas por el planeamiento urbanístico como infraestructuras (gas, agua, alcantarillado, electricidad); instalaciones propias de la edificación (calefacción, agua caliente sanitaria, climatización, ascensores y elementos y accesorios fijos (chimeneas, cuartos de instalaciones, acometidas)